Coímbra, a noite

Por Ignatius J. Batelmo.
Dimos un paseo vespertino por las empinadas calles de Coimbra, una vuelta por una universidad repleta de estudiantes ebrios y desnudos (sí, como Dios los trajo al mundo, tal cual) y saborear una cerveja en una apacible terraza, los tres expedicionarios se inmiscuyeron en un restaurante-marisquería a degustar la fuente de langostinos más inmensa jamás servida. Continúa leyendo Coímbra, a noite

El tren de los horrores

Por E. Asensio

Cuando escuché el ridículo sonido del despertador de mi teléfono móvil, no tenía ni la más remota idea de dónde me encontraba. Tuve que parpadear un par de veces y otear a mi alrededor para situarme bruscamente. Continúa leyendo El tren de los horrores