Gnosce te ipsum: el idiota que hay en mí

Por McLovin. No, no somos lobos, sino vulgares corderos, más obedientes y a la vez más eficaces en nuestra letalidad… Sobre el ser humano, la estupidez y James Bond. Un cóctel explosivo. Continúa leyendo Gnosce te ipsum: el idiota que hay en mí