La lista del Listo para los Reyes Magos (2023).

Por El Listo de la Compra.

Queridos Reyes Magos:

Este año no nos hemos portado muy bien; no hemos escrito un mínimo de posts que hagan acreedor a este sitio web de ser denominado «blog». No obstante, nuestros clásicos anuales han llegado puntualmente a su cita y aquí estamos de nuevo. Este año, queremos volver a los orígenes y pediros estos juguetes que, a su vez, sirvan de inspiración real para el querido lector que aún nos aguante. Siempre será un éxito que los depositarios de los regalos reciban:

1. Un disco:

a) The Car de Arctic Monkeys, un ejercicio de madurez rockera más para puretas que ya estén cansados de Los Planetas que para jovencitos con ganas de fiesta. Un disco reflexivo y que gana enteros con cada escucha.

b) Blue Rev de Alvvays, otro disco para puretones maduros, pero esta vez para indies amantes del shoegaze y que no quieran cortarse las venas todavía. Entre Beach House y Slowdive, este grupo canadiense te lleva por paisajes envolventes desde el primer minuto.

c) Alpha Zulu de Phoenix, porque no todo el puretismo va a ser de esperar en el sofá o dar paseos por el paseo fluvial de tu ciudad con unos auriculares de 300€ mientras escuchas lo último de Arctic Monkeys o Alvvays (o Beach House o Big Thief…). También hay que salir por ahí de vez en cuando a divertirse y Phoenix no fallan en su reinvención del pop bailable más fresco de las dos últimas décadas.

d) Hay varios grupos españoles que están despuntando en el mundillo del rock, pero hay una discográfica independiente que parece que está fichando a los mejores: Sonido Muchacho (Carolina Durante, Mujeres, Estrella Fugaz, Depresión Sonora, Menta, Airbag, Los Punsetes, Kokoshca). Pero tampoco nos podemos olvidar de probablemente la apuesta que más despunta: La Castanya (La Paloma, Nueva Vulcano, Shaghai Baby, Yawners…). Pasen por sus webs y adquieran cualquiera de los discos de los grupos mencionados y disfruten; el que avisa no es traidor.

2. Un libro:

a) Dónde estoy de Pierre Latour: «Rara vez, pero alguna vez, ocurre que topas con un libro que te vuela la peluca. Leerlo no es suficiente, quisieras aprenderlo de memoria. Y sientes la necesidad imperiosa de incluirlo en el currículo de la enseñanza obligatoria.» [Fue nuestro post anterior y para saber más sólo hay que pinchar en el enlace guardado en el título sobresaltado en rojo].

b) La familia, de Sara Mesa, que en palabras de su editor es «la contundente radiografía de una familia, de sus heridas latentes, fragilidades, contradicciones y flaquezas. «¡En esta familia no hay secretos!»», y que es una muesca más de una de las mejores escritoras de este siglo, poco a poco más reconocida, y es que dejar de vivir en Madrid para irse a Sevilla es el movimiento casi contrario a la masa y siempre cuesta más abrirse paso.

c) La historia de Pájaro y el niño que no crecía de José Mª Gentil Girón. Un libro que, en boca de su autor va sobre sí mismo pero no del todo y en boca de su editor es «un periplo existencial revestido de un onirismo tangible, denso y próximo que posee el eco inconfundible de los relatos de Haruki Murakami». La idea es que nada es lo que parece, pero todo te recuerda a algo que ya sabes.

d) Cuatro mil semanas, de Olivier Bukerman, un libro del malfamado género de «autoayuda», del que irónicamente el propio autor afirma que «Dios no permita que nadie se ayude a sí mismo». [En el enlace se puede leer un extracto en pdf].

e) La editorial Dirty Works ha editado en español una serie de novelas que habían llegado poco o nada a España: un mundo sucio (obvio), sureño, gótico pero realista, a través del género policiaco, el thriller, o el misterio bajo una pátina de «música alta, buenas series, cervezas frías y litros de bourbon» tal y como reza su página web. Letra torcida, letra torcida de Tom Franklin sería un buen punto de partida para adentrarse en este universo perverso.

3. Un festival de música en Madrid, más allá de los gigantescos Mad Cool y Primavera Sound, más allá de los bocatas de calamares, los bares de Malasaña o las terrazas en hoteles pijos, la capital va sumando encuentros musicales de calidad indudable:

a) Inverfest: El año comienza (5 de enero a 5 de febrero) con una serie de conciertos en diferentes salas de la ciudad con largo recorrido (La Riviera, Circo Price, Eslava, Sol) y con cabezas de cartel de renombre (DePedro, Tindersticks, Derby Motoreta’s Burrito Kachimba, Camela, Arcángel, Pipiolas, Guitarricadelafuente…).

b) Tomavistas: el festival madrileño vuelve al Parque Tierno Galván y esa es la mejor noticia, ya que el cartel de momento trae a muchos de los grupos españoles que se cansarán de girar por el país este año.

c) Siempre puedes optar por productos gourmet menos masificados y repetitivos como Madrid Popfest, con un cartel lleno de grupos desconocidos pero delicatessen en la Sala Galileo en marzo (cartel por anunciar) o Festival Brillante, en Chapinería, cerca de El Escorial, un festival children friendly en horario diurno en septiembre.

d) Eso sí, para ver a Vetusta Morla y Viva Suecia sólo tienes que elegir CUALQUIER otro festival de tamaño medio en distintos lugares del país.

4. Un viaje:

a) Creemos que es un buen momento de ir a Budapest, una magnífica ciudad cultural, marchosa y paisajísticamente atractiva, antes de que los devaneos brexitianos de Hungría vayan a más.

b) Los de Lonely Planet te mandan a Umbría (Italia, cerca) y a Kuala Lumpur o Fukuoka (lejos) como mejores destinos en 2023 y nosotros no vamos a discutir esa opinión. Del listado de 30 mejores destinos para el año que viene recomendamos esa ruta para explorar entre Estambul y Sofía, una vuelta por Malta fuera de julio y agosto (vuelos baratos y una gran diversión en pocos km2), o Dresde, un viaje a una de las mejores restauraciones de un casco histórico completo que fue destruido durante la II Guerra Mundial.

c) Si nos queremos quedar más cerca de casa también podemos acudir al criterio de la prestigiosa (y quizás venida a menos) National Geographic, que nos lleva los veinte pueblos más bonitos de España. La mejor decisión es siempre reunir varios en un mismo puente-fin de semana y reservar en los mejores lugares donde comer, dado que esa será probablemente la mejor parte del viaje. Las clasificaciones de este tipo siempre son odiosas, pero sirven para hacerse una idea de dónde parar para deleitarse. No es lo mismo Chinchón que Valdemoro, Altea que Benidorm o Vejer de la Frontera que Barbate.

5. Una película: Puedes ir al cine con la persona que quieres, con un amigo o en solitario, pero siempre es un buen regalo. O puedes verlo en la plataforma correspondiente en una tarde-noche fría de invierno. Todo vale, pero siempre es mejor ir a una sala de cine, no te engañes.

a) As Bestas, otra obra maestra de Rodrigo Sorogoyen (tras El Reino, Stockholm o Antidisturbios, entre otras). Como dice vuestro querido crítico Boyero hay «mucho arte en el retrato de la violencia y del miedo», con una tensión acumulada y unas interpretaciones magistrales (Luis Zahera tiene el Goya preconcedido de calle) que la hacen una de las mejores películas del año.

b) Argentina, 1985 de Santiago Mitre. Un retrato certero del juicio a los dictadores argentinos, masacradores asesinos de pacotilla. Y es un buen año para ver esta película: Videla, uno de los generales juzgados, fue el artífice del robo futbolístico que facilitó la victoria de Argentina en su primer mundial; el juicio tuvo lugar justo antes de que consiguieran su segundo Mundial; y este año han conseguido el tercero. Si te molesta el acento argentino o que hablen con muchos adjetivos… te jorobas, porque el filme es buenísimo.

c) El Mundo es Nuestro, de Alfonso Sánchez. Una película de 2012 pero que sigue estando de actualidad y cuyo humor trasciende las fronteras andaluzas. Se puede encontrar tanto en Amazon Prime como en Movistar.

d) Es muy difícil regalar una serie como tal en los tiempos que corren pero siempre es vital sabernos dejar llevar por series buenas que no nos dejen en la estacada a mitad de camino. Este año podríais dedicaros a las siguientes:

INSIDE MAN (Desde Dentro, Netflix), una perversa historia de misterio con toques de humor negro (pueden leer Graponov en este blog para completar su formación en el género).

THE BEAR (Disney+): el caos de la cocina moderna y el precario sentido de la familia moderna.

APAGÓN (Movistar+): el apocalipsis llega a España a través de un acontecimiento sin precedentes; 5 capítulos, directores diferentes, puntos de vista distintos y una misma realidad. Es apasionante y engancha (y un capítulo vuelve a ser de Sorogoyen).

Eso es todo, queridos Reyes Magos. Con que hagáis feliz a uno de los lectores con una de las recomendaciones aportadas nos damos por más que satisfechos. Feliz 2023.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s